• Inicio
  • Noticias
  • John Véliz, ginecólogo del SERMED: “Hombres y mujeres deben reflexionar y educarse sobre el VIH/SIDA”

John Véliz, ginecólogo del SERMED: “Hombres y mujeres deben reflexionar y educarse sobre el VIH/SIDA”

 En Chile aumentaron en un 34% los casos de adultos/as chilenos/as afectados/as. 

El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA) presentó, en julio de 2017, el “Ending Aids 2017”. El informe mundial reveló que los fallecimientos por el VIH se redujeron a la mitad desde 2005, además de que un 53% de los/as enfermos/as tiene acceso a tratamiento antirretroviral y las nuevas infecciones disminuyeron en el planeta.

stop

A pesar de las alentadoras estadísticas, el mismo estudio indicó que, entre 2010 y 2016, en América Latina nueve naciones acrecentaron la cantidad de afectados/as por el VIH, siendo Chile el país con el mayor número adultos/as contagiados, alcanzando un 34% de nuevos casos.  

Frente a esta realidad, el Ministerio de Salud (MINSAL) explicó que el alza es producto de nuevas indagaciones efectuadas a nivel nacional (entre 2011 y 2016 aumentaron de 800 mil a 1.500.000 los exámenes anuales), como también por un aumento de casos efectivos en el país.

Responsabilidad educativa

Si bien los resultados del estudio han conseguido un escenario importante a nivel mundial, John Véliz, ginecólogo del Servicio Médico (SERMED) de Dipreca, cree que aún falta explayar una educación en la población chilena respecto del VIH/SIDA.

jveliz5

“Debemos diferenciar el VIH del SIDA: el primero es el virus de la Inmunodeficiencia Humana, que se transmite de un/a infectado/a, a otro/a sano/a, por vía sexual, sanguínea y/o perinatal (de madre a hijo/a). El segundo es el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida: una etapa avanzada del contagio producida por este mismo virus. Es importante comprender que, en ambas, se cumplen fases evolutivas de la enfermedad”, explica.

El “Período Ventana” es la primera etapa del padecimiento. Esta guarda relación con el tiempo acontecido desde que se adquiere el VIH, hasta que se detecta por medio de un examen de sangre. Dicho ciclo se extiende por tres meses y se vive, durante  años, sin síntomas. Asimismo, no se visualizan ni manifiestan anticuerpos suficientes contra el virus.   

“En esta fase el VIH ataca y destruye, de modo gradual, el sistema inmunológico que protege al organismo de infecciones dañinas para la salud, además de evitar el surgimiento de cánceres y tumores”, comenta.

La segunda etapa es la denominada “SIDA”, puesto que brotan signos y síntomas de padecimientos como resultado del decaimiento del sistema inmunológico por el VIH. Este período puede retardarse con controles periódicos de salud, autocuidado y aplicación de fármacos.

“Una vez activado el SIDA, aparecen una serie de enfermedades, debido a que es un síndrome que da pie a infecciones “oportunistas” que afectan a los pulmones, la piel, el aparato digestivo y la masa encefálica. Además, florecen tumores y ganglios en la dermis, como también padecimientos del sistema nervioso central y fallas en el estado general del cuerpo humano”, dice.   


Identificación del virus

El especialista explica que la fórmula para constatar si se ha adquirido el VIH es a través del “Test de Elisa”: examen de sangre que puede solicitarse a algún doctor del SERMED y cuyo testeo se ejecuta en Hospital Dipreca (HosDip) o bien en el Hospital de Carabineros (HosCar). Sin embargo, es importante recalcar que el procedimiento debe efectuarse tres meses después del último riesgo de contagio.

“El examen revela si se ha adquirido el virus y, a partir de ese hito, se inician, a tiempo, controles que optimizan la calidad de vida del/la involucrado/a. Ahora, en el caso contrario, el resultado servirá para que el/la individuo tome conciencia, además de una actitud responsable frente a una realidad que afecta, cada vez, a más chilenos/as en nuestro país”, expone.


Riesgo inminente

Son cuatro las instancias de una potencial infección: relaciones sexuales, sin uso de preservativo, con personas VIH positivas; compartir jeringas y agujas al manipular drogas intravenosas; transfusión de sangre irregular y un contagio vía perinatal de una madre VIH positiva al hijo/a (placenta, parto y/o amamantamiento).

Frente a estos cuatro panoramas existe una solución para evadir el problema: la prevención, y esta guarda relación con el uso apropiado del preservativo, además de prácticas sexuales sensatas, pareja sexual única o abstinencia sexual. 

A la vez, se debe tomar especial cuidado de no compartir jeringas y agujas, como también consultar a un médico competente en la materia los riesgos relativos a infecciones vía perinatal.

“Hombres y mujeres deben reflexionar y educarse sobre el VIH/SIDA. Hoy existen herramientas eficaces para evitar la enfermedad y los/as invito a efectuarse el examen en el SERMED, además de resolver las dudas que se presenten. Al final, es una responsabilidad de la sociedad y aquí están las puertas abiertas para darles una mano a quienes creen padecer o sufren de la patología”, concluye. 

 

Obtenga una hora médica llamando al
22-951 7730/7740
o acuda al 8° piso del SERMED,
ubicado en calle Mac-Iver 257, Stgo